El Sufismo: un camino de experiencia

0
73

E

l Sufismo es un camino espiritual, concretamente la dimensión mística e iniciática de la religión del islam. Es necesario, sin embargo, diferenciar entre la religión externa i su parte interna. El Sufismo sería el corazón, aquello más esencial que trasciende las formas religiosas. La relación entre ambos es semejante a la que hay entre un fruto y su cáscara: ésta sería la parte externa, exotérica, cuya función es proteger el fruto, però la parte comestible es la interna, el fruto, que equivale a la parte esotérica (oculta) o Sufismo.

Se ha definido también el Sufismo como un ‘sabor’, lo que significa que es un camino de experiencia. Por ejemplo, solo podemos saber el sabor exacto de la miel probándola, experimentándolo, pues, per mucho que nos lo intenten explicar, si no la probamos no captaremos su sabor real. Todas les técnicas del métode del sufismo, como los mantras (dhikr), la danza del Sema o la audición de música y poesía entre otros, están así orientadas a abrir un paso hacia el corazón, ‘órgano’ espiritual y centro del conocimiento profundo.

El Sufismo es por definición lo más opuesto a cualquier forma de rigidez, fanatismo o imposición; los sufíes citan a menudo un versículo del Corán que dice: “No puede haber imposición en cuestión de religión”. De hecho, varios sufíes fueron perseguidos por las autoritades ortodoxas acusados de ‘hereges’, proceso común también en otras religiones.

Ahora esto ha cambiado, ya que el Sufismo se ha universalizado, por ejemplo, la obra de Rumi es estudiada en todo el mundo por musulmanes i no musulmanes, ya que su mensaje de paz, belleza y amor es común en todas las religiones. En Turquía las tariqas sufíes estuvieron prohibidas durante un tiempo hasta que los políticos se percataron que eran un importante reclamo turístico. Tanto es así que hoy en día Turquia presume de sus místicos sufíes y los ha puesto en un lugar preeminente de su cultura.

El Sufismo tiene su raíz en la revelación del Corán, el libro revelado que recibió Hz. Muhammad, considerado el último de los profetas de la larga cadena profética de la humanidad. Se dice que ha habido 124.000 profetas a lo largo de la historia, y cada uno de ellos ha traído su mensaje específico en el momento en que era necessario.

Esta cadena incluye tanto los de la llamada tradición ‘bíblica’ com los de las religiones orientales. Muhammad, considerado el último, es conocido como el ‘sello de la profecía’, ya que finaliza este largo proceso. Se considera así que el islam es una religión sintética, pues confirma y actualiza los mensajes anteriores. La perspectiva sufí, por tanto, acepta la unidad de todas las religiones y caminos espirituales.

Aunque el origen y núcleo del Sufismo deben situarse en la revelación del Corán, en su formación como método ha recogido e integrado influencias de otras tradiciones, como el hinduismo, el budismo, el cristianismo antiguo, etc. Por ejemplo, algunas formas de dhikr (los mantras sufíes) fueron aportadas por sufies de Ásia Central que estaban en contacto con las religiones orientales.

Hay 4 definiciones posibles del término “Sufi”:

  1. Los sufíes antiguos vestían de lana (‘suf’), asociada a la humildad.
  2. Los compañeros más próximos al profeta Muhammad se instalaron en unas porchadas cerca de su casa que se llamaban ‘sofa’.
  3. Del término ‘safi’, que significa ‘pureza’; el sufí es así quien busca la pureza.
  4. Del témino griego ‘sofia’, que significa ‘saber’, ya que el sufí busca también el saber.

Fuentes: ponterapia.com

Dejar respuesta

Favor, comenta
Favor ingresa nombre