La consciencia es ilimitada

0
94

Este escrito está basado en las notas tomadas por Sri Dinkar Kshirsagar mientras asistía a las reuniones diarias en la residencia de Sri Nisargadatta Maharaj. Se tomaron en el periodo 1977-79, antes de que Maharaj falleciese en 1981.

Nisargadatta daba charlas por las mañanas y por las tardes, generalmente a modo de pregunta-respuesta, con un traductor sentado a su lado. Un pequeño grupo también se uniría a él en la meditación matinal a las 6:30.


Además, había una pequeña reunión al final de la tarde donde se entregaba la charla en marati. Sri Dinkar asistía por lo general a las reuniones de los jueves y los domingos por la tarde, además de los días festivos. Siendo el marati su lengua materna, le resultaba más fácil seguir directamente las palabras de Maharaj. Escribió palabra por palabra las conmovedoras frases en marati. Como resultado, somos afortunados de tener un registro preciso y directo.

Las notas tomadas diariamente se titulan nirupanas. Esta palabra significa “investigando”, “definiendo”, “buscando”, etc. Maharaj dice: “El significado de la palabra nirupana es hablarle a usted sobre su verdadera naturaleza como lo que es y cómo es”.

Hacia el final de su vida, Maharaj prefirió hacer hincapié en la enseñanza central y no detenerse en asuntos secundarios. Solía decir que lo que se estaba discutiendo en ese momento era diferente de los diálogos anteriores recogidos en el libro Yo soy Eso.

Estas notas fueron examinadas por Maharaj, quien fomentó la distribución de las mismas. Las frases, en su mayor parte, se han dejado tal cual se dijeron sin realizar ningún cambio.

Consideró los nirupanas como ayudas para la meditación. Ése es su propósito y ahí conducen. Puede que parezcan ser repetitivas, sin embargo tienen un matiz distinto casi siempre que uno las lee. Por consiguiente, estos no son textos que se lean de una sentada. Uno debería más bien leer un pasaje al azar y meditar sobre el mismo.

Nirupana 21

Domingo, 9 de Abril, 1978

La consciencia es ilimitada. No se puede predecir cuándo le iluminará. Algunos la obtienen espontáneamente, otros no la consiguen ni siquiera con mucho esfuerzo. Cuando se alcanza una etapa concreta, se produce el cambio necesario y por consiguiente se prepara el terreno propicio.

Dattatreya, un gran sabio, fue el Brahman perfecto. ¿Dónde estaba la necesidad de que tuviera un gurú? Sin embargo, se dice que visitó a veinticuatro gurús. Con el fin de erradicar la consciencia egocéntrica y apaciguar una inclinación específica, uno se acerca al gurú apropiado. Dattatreya era el conocer de ellos.

Usted siente que “usted es”. Esa auto-sensación está sujeta al tiempo. La modificación que fluye de ella es la mente. El miedo lo causa la mente. La totalidad carece de miedo.

La tierra soporta todo

La tierra es la cualidad de la energía vital permanente. La semilla que brota de la tierra no muere, incluso cuando se daña, se golpea, se cocina o se tuesta. Debido a ello su crecimiento es sostenido y rápido.

La tierra soporta todo. Por eso es tan apacible. La consciencia en el cuerpo es la presencia “yo soy”. Tiene infinitos nombres. Sin saberlo, usted ha venido a saber que “usted es” y eso es Dios. Los nombres de las deidades pertenecen sólo a eso. Antes de que el conocimiento apareciera, no se había experimentado la falta de paz.

Ese es el estado de paz verdadera. Hasta que supo “usted es”, su vida era infinita. Si se esfuerza por conocerlo, no será capaz de conocerlo. A fin de erradicar “la falta de paz”, la consciencia tiene que ser adorada con una devoción no dual. Usted no está familiarizado con el significado de estas palabras.

¿Puede uno ampararse en lo que es transitorio para conocer la verdad? Su consciencia ha tenido un comienzo y por lo tanto tendrá un final. Primero deje a un lado su mente y entonces tome la palabra del gurú y medite sobre ella.

Entable amistad con la consciencia

Eso es anterior al pensar. Entable amistad con la consciencia y ella florecerá en su interior. (Usted realizará eso que es su naturaleza verdadera). Conceda fe a lo que usted sabe que es, antes de conocer nada más. Esa es la palabra del gurú. La consciencia tiene muchos nombres tales como Dios, Brahman, etc. Se experimenta y se conoce sin hacer esfuerzo alguno.

Por su bien, ignore su mente y su cuerpo. “Palabra” (mantra) significa Brahman más la certeza que le precede. El significado de todo esto es “yo soy”. Mantenga esa certeza con la iniciación dada por el gurú como prueba. (La palabra emana del sonido, que emana a su vez del espacio. La consciencia es anterior al espacio. Se le llama Brahman o Dios —la realidad manifiesta.)

La mente no sabe nada excepto por las impresiones recibidas en la infancia. Debido a ello se buscan impresiones buenas. Esa es la razón por la que se ensalza la importancia de una buena compañía. En la compañía de los sabios nuestra mente los imita. La felicidad y la aflicción están aquí debido a las creencias. Son verdaderas sólo en un tiempo. Con el paso del tiempo, quedan en nada.

No olvide que somos exactamente lo que nuestro gurú ha dicho que somos. A medida que avance en la presenciación de su consciencia sin el cuerpo, en esa misma medida experimentará su esencia. Tras escuchar esto, compárelo con su estado de ser presente. El surgimiento de la consciencia supone también el surgimiento del mundo.

Realizar esta consciencia es alcanzar la paz

¿Puede usted cesar de dormir y pasar a la vigilia y viceversa? Mantenga la fe en las palabras del gurú mientras haga su vida diaria. Cuando actúe, dese cuenta de que usted no es el hacedor. Sólo presencie lo que acontece. El sentido de ser el hacedor se debe al cuerpo-mente. A no ser que se de cuenta de su sensación-ego, eso no acabará.

Incluso con la iniciación correcta, si usted no sigue esto, no sirve de nada. Incluso sin pronunciar ni una sola palabra de lo supremo o de lo mundano, su consciencia está ahí de forma natural. ¿Quién conoce el mundo? Es su propia consciencia, también llamada el yo. No tiene color, ni forma ni diseño. Es puro conocimiento.

Usted se comporta de acuerdo a lo que ha visto y oído. Sin embargo, ¿está prestando atención a Eso por lo cual está escuchando ahora? Eso que escucha es su consciencia. Uno se relaciona con el mundo mediante el conocimiento obtenido a través de los cinco sentidos. ¿Tiene ese conocimiento alguna forma o color? Sin embargo, usted superpone ideas equivocadas sobre ello y deviene infeliz.

Su consciencia pertenece a la naturaleza del amor y la devoción. La prueba de la existencia de Dios es su propia consciencia. En tanto que medite sobre este conocimiento, los cinco  elementos vienen a servirle. Usted cree innecesariamente que es débil y pecador. Expulse lo negativo contemplando su consciencia y reconociendo su verdadera naturaleza.

El conocimiento del yo despunta en usted en el momento apropiado y su esencia es sin límites. Entonces la mente, que o bien quiere algo o bien quiere deshacerse de algo, desaparece. Los cinco elementos están a su servicio. No se puede lograr paz a no ser que se abandone el orgullo del conocimiento. El sabio tiene mucha paz.

Fuente: Nirupanas de Sri Nisargadatta Maharaj

Dejar respuesta

Favor, comenta
Favor ingresa nombre